Apoyo comunitario


Si bien el objetivo principal de Olla Digna es apoyar el emprendimiento, en el entendido de que la independencia económica representa una herramienta de carácter más permanente. Durante el periodo álgido de la pandemia se presentó abruptamente la desesperación de muchos vecinos por ayudar a cubrir las necesidades básicas de su comunidad, tal como la alimentación, vecinos que se agruparon y formaron Ollas comunes, entonces el grueso del trabajo de nuestra institución se orientó principalmente a proporcionar a las ollas comunes los insumos necesarios para que pudiesen funcionar y entregar alimentación de Calidad… un plato digno. Es así como llegamos a acompañar a más de 60 iniciativas, algunas de las cuales aún - a septiembre de 2021- siguen funcionando, y que Olla Digna Sigue apoyando. Tales como:

  • Olla Común Buen Apetito Salinas en la comuna de Viña Del Mar, región de Antofagasta
  • Olla Común Almuerzos solidarios de la Comuna de San Joaquín, región Metropolitana.
  • Olla Común Ex Campamento Che Guevara en la comuna de Lo Prado, región Metropolitana.
  • Olla Común La Familia en la Comuna de Antofagasta, región de Antofagasta

La motivación detrás de este proyecto es esencialmente la misma que soporta de manera transversal a todas las iniciativas de ayuda que han surgido en el último tiempo: prestar asistencia a quienes no tienen, a quien recurrir, a personas que han sido ignoradas por un sistema que no pudo dar respuesta a las necesidades de una clase media abandonada a su suerte, un sector precarizado. Por otra parte, viendo que surge mucho potencial desde las y los gestores de ollas comunes, es que nos motivamos a apoyar la creación y funcionamiento de comedores solidarios, clubes deportivos, cooperativas y cualquier iniciativa que surja para lograr el bienestar de su comunidad.

Apoyo Emprendedores

A finales de abril del 2020 surgimos desde un colectivo que terminó transformándose en la ONG Olla Digna, personas que queríamos entregar la posibilidad de crear pequeños emprendimientos que les permitiera parar la olla a personas como nosotros que tuvieran la fuerza para afrontar este desafío, sin embargo, la situación sanitaria no nos permitió avanzar en esa línea dado que existían innumerables solicitudes de apoyo alimenticio, por tanto pasamos a entregar cajas dignas de alimentos y a apoyar fuertemente a las ollas comunes.

Hoy, a mediados de 2022 y con todo lo aprendido, desde errores hasta aciertos y la satisfacción de haber logrado articular el tejido social, cuando los vecinos muestren un interés por emprender, y con el apoyo de todos los que hemos avanzado en esta tarea los apoyaremos con este nuevo desafío.